EL DETENTE o SALVAGUARDIA DEL SAGRADO CORAZÓN

1660
DETENTE DEL SAGRADO CORAZÓN DE LA HERMANDAD DE LOS ESTVDIANTES.

El “detente” es un pequeño emblema que se lleva sobre el pecho, con la imagen del Sagrado Corazón. Es propio de quien ama llevar consigo un signo de su amado, así el “detente” es signo de nuestro amor al Sagrado Corazón de Jesús y de nuestra confianza en su protección contra las acechanzas del maligno. Le decimos “detente”, en nombre de Jesús, al demonio y a toda maldad. 

Reverso del DETENTE de la Hermandad de los Estudiantes de Oviedo.
Reverso del DETENTE de la Hermandad de los Estudiantes de Oviedo.

La Hermandad de los Estudiantes de Oviedo, a requerimiento de su Agrupación Musical San Salvador, ha realizado unos “DETENTE o SALVAGUARDIA DEL SAGRADO CORAZÓN” como homenaje a nuestra hermana cofrade y gran pianista Dña. Purita de la Riva muy vinculada a la orden de los jesuítas y a la organización de la Jira al Sagrado Corazón del Naranco. Hay que señalar que su madre fue una de las principales artífices para buscar ayudas económicas y promover la construcción en la cima del monte Naranco, del monumento al Sagrado Corazón de Jesús. Dicho capital fue sufragado por el pueblo de Oviedo en una colecta popular.

Monumento al Sagrado Corazón de Jesús en la cima del monte Naranco de Oviedo.
Monumento al Sagrado Corazón de Jesús en la cima del monte Naranco de Oviedo.

JESÚS FIDELIS – “¡DETENTE BALA! … EL CORAZÓN DE JESÚS ESTÁ CONTIGO”

Lejos de ser un distintivo de bando en la guerra civil, el “detente bala” viene de mucho más atrás, tal y como se indica en el artículo, cuando referencia a su origen, allá por el siglo XVII.

En un episodio de la guerra de Cuba que se puede encontrar en la red, en concreto, éste:

“… El propio jefe del pelotón se acercó a ver qué pasaba. Alguien observó que la herida del pecho no era profunda, y otro descubrió el detente bala que Nicanor llevaba colgado. “¡Milagro!”, grito uno. La bala había rebotado al pegar en la medalla. Como los cubanos, aunque rebeldes a la Corona Española, eran a fin de cuentas buenos cristianos, y quizá un poco supersticiosos, todos dieron por verdadera la explicación y pronto otras bocas fueron repitiendo la misma exclamación: “¡milagro!” Ya puede suponer el respetable que Nicanor salvó la vida. Los cubanos, en medio de su asombro, no se atrevieron a rematar a los demás fusilados, así que otros dos vivieron para contarlo. Los tres presos, una vez terminadas las hostilidades, fueron entregados a las autoridades españolas. Mientras tanto, los trataron con gran consideración y Nicanor ya no pudo ir a ningún lugar sin que lo precediera la noticia del milagro obrado por su detente bala…”.

DETENTE en uniforme militar.
DETENTE en uniforme militar.

Origen: Al parecer, su origen proviene de la época de Santa Margarita María Alacoque, como lo atestigua una carta dirigida por ella a la Madre Saumaise el 2 de marzo de 1686 en la que le dice: “Él (Jesús) desea que usted mande a hacer unas placas de cobre con la imagen de su Sagrado Corazón para que todos aquellos que quisieran ofrecerle un homenaje las pongan en sus casas, y unas pequeñas para llevarlas puestas.” Ella misma llevaba una sobre su pecho, debajo del hábito e invitaba a sus novicias a hacer lo mismo. Hizo muchas de estas imágenes y recomendaba que su uso era del agrado del Sagrado Corazón. A partir de entonces, las mujeres bordaban para sus hijos, maridos o novios estos pequeños emblemas, que tendrían el poder de detener cualquier bala destinada al cuerpo de sus seres queridos. Después, unos cuantos relatos de soldados que lograron esquivar a la muerte, de esa forma casi milagrosa en que, a veces suceden las cosas, le dieron tanto prestigio al emblema, que viajo con los militares españoles por todas las guerras que vinieron después en la Península y también en aquellas por las que perdimos nuestras ultimas posesiones en ultramar. En eso, fervientes católicos o no, muchos lo llevaban prendidos en sus guerreras, aunque los lemas y los colores que se añadieron a los emblemas variaron según se militara en este o en aquel bando. Y es que el miedo no reconoce ideologías y cualquier cosa que parezca tener algún poder para salvarnos, es bienvenida y venerada.

"DETENTE" antiguo.
“DETENTE” antiguo.

Militar y cristiana:

Por tanto, esta tradición es militar, pero también cristiana, y aunque el estado español sea de naturaleza jurídica aconfesional, posee unas enraizadas tradiciones cristianas, que perduran aun en la sociedad (patronas y patrones de las armas, himnos, semana santa, fiestas populares, navidad, etc…). Esto, mas que un deseo de algunos, o causa de divergencia para otros, la realidad es que es un hecho, que no deberíamos obviar y que en general se debería asumir como legado de nuestra historia.

1

Significado:

El caso es que la exclamación “¡Detente, bala!”…, ha quedado para intentar apartar de nuestra vida aquello que, sabemos, va a causarnos un efecto terrible. Deseamos que esa “bala” dirigida a nuestros sentimientos se detenga o se desvíe; que no nos toque, que no nos haga daño.

Con el afán de recuperar tradiciones, algunas cofradías y asociaciones afines a las FAS, en concreto la Hermandad del Cristo del Perdón de Elche y el Circulo de amigos de las FAS de Jaén, han querido retomar esta tradición tan cristiana y como hemos visto militar, y para ello han donado recientemente los “Detentes, bala” a los legionarios de la VIII Bandera del Tercio D. Juan de Austria 3º de la Legión, que marchan para Afganistán. Por supuesto se han entregado con carácter voluntario al que lo ha solicitado.

Los detentes han sido bendecidos por el pater de la unidad, el cual ha explicado a los legionarios su significado, el pater nos decía: “Os lo ofrezco, pero sois vosotros los que lo tenéis que aceptar si tenéis fe, no es obligatorio, el que no quiera, esta en su derecho y por eso no dejara de ser un buen legionario, por favor aceptarlo si realmente sois creyentes y seguro que os ayudara en lo buenos y en los malos momentos, pero no lo cojáis como el que lleva un amuleto, esto no es una pata de conejo, cogerlo como algo espiritual entre cada uno de vosotros y Dios…” .

DETENTE DEL SAGRADO CORAZÓN DE LA HERMANDAD DE LOS ESTVDIANTES.
DETENTE DEL SAGRADO CORAZÓN DE LA HERMANDAD DE LOS ESTVDIANTES.
COMPARTIR