LA CORNETA EN LA MÚSICA PROCESIONAL ESPAÑOLA

La corneta se ha convertido en el instrumento procesional por excelencia en toda la geografía nacional. Desde sus orígenes, dentro del esquema armónico-compositivo ideado por Alberto Escámez para la Banda de Cornetas y Tambores del Real Cuerpo de Bomberos de Málaga, a principios del siglo XX, hasta nuestros días, ha habido una línea evolutiva que ha situado a la corneta como el instrumento más cofrade y con el sonido más característico de la música procesional para pasos de Cristo.

Corneta de la Agrupación Musical San Salvador de Oviedo.
Corneta de la Agrupación Musical San Salvador de Oviedo.

Las bandas de cornetas y tambores se han convertido en algo inseparable y característico de la Semana de Pasión en España. El sonido de la corneta, unas veces melancólico, otras apoteósico y vibrante, hace que se erice la piel de quien lo escucha. Los solistas son auténticas leyendas para el pueblo que los admira en el patio de butacas, a cielo abierto, que es la calle. Nombres como los del Brigada Rafael Macías, quien a comienzos del siglo XX interpretaba sus míticos solos en la Banda Montada del Tercer Regimiento Ligero de Artillería por las calles sevillanas, José Julio Vera Cuder con sus interminables notas de “Silencio Blanco” o la magia de Kini de Triana, forman parte ya de la historia de la música procesional española.

Tamara, Kini Triana y Tino en León.
Tamara, Kini Triana y Tino en León.

En cuanto a su origen, la corneta remonta su nacimiento a casi los mismos orígenes del hombre y se deriva de los cuernos de animales, como bueyes y toros, o grandes conchas, que eran usados como instrumentos. En la tumba del faraón egipcio Tutankamón se encontraron instrumentos similares a cornetas en perfecto estado. También hay constancia que los griegos realizaban certámenes musicales con instrumentos parecidos dentro de la programación de los Juegos Olímpicos, y que en la antigua Roma también las utilizaban en sus procesiones. Al inicio la corneta era un tubo recto y largo, pero luego fue reducida su longitud doblando el tubo sobre sí mismo. Sería a comienzos del siglo XIX cuando en la corneta se empiezan a incluir sistemas de pistones o llaves, comenzando de esta forma el reinado de la trompeta.img-20161005-wa0012

Volviendo a la Semana Santa, los tipos de formaciones musicales más difundidos que participan en los cortejos procesionales son cuatro: la banda de música, la capilla musical, la agrupación musical y por supuesto, las bandas de cornetas y tambores. Éstas tienen clarísimamente su origen en la música militar, como las bandas de músicas, hundiendo sus raíces en épocas muy antiguas como la romana. Podemos decir que la corneta y el tambor, por su resistencia y dureza, son los instrumentos militares por excelencia. Hay constancia histórica de que bandas de cornetas ya existían en España en la época de los Reyes Católicos, y que la corneta aparecía en el siglo XVIII como instrumento en las Ordenanzas Militares durante el reinado de Carlos III. La participación del mundo militar en el religioso, facilitó la inclusión de la música en celebraciones tan importantes como en la Consagración durante la Santa Misa, y por su puesto en el acompañamiento de las bandas en los cortejos procesionales, marcando el ritmo a los portadores de los pasos.

Banda de Guerra de la Legión. Año 1959.
Banda de Guerra de la Legión. Año 1959.

Se puede decir que el comienzo de la música procesional para cornetas y tambores se produce en el año 1911, con la fundación de la Banda de Cornetas y Tambores del Real Cuerpo de Bomberos de Málaga, pero es en los años 20, con la llegada a la capital de la Costa del Sol del músico militar Alberto Escámez (Linares, 1896- Torrevieja, 1970), cuando se produce el nacimiento de la marcha procesional para cornetas y tambores tal y como hoy la conocemos, y es que hasta ese momento, este tipo de formaciones musicales sólo interpretaban marchas militares durante las procesiones. Alberto Escámez fue el primero en componer marchas procesionales escritas para ser interpretadas específicamente en la Semana Santa, con una estructura armónica de 4 voces. De su pluma salieron marchas tan conocidas como “Cristo del Amor”, “Virgen de la Paloma”, “La Dolorosa”, “Soleá”, “Cristo Viejo” o “Evocación”, que fueron estrenadas por la Banda del Cuerpo de Bomberos de Málaga.

Banda CC.TT. del Real Cuerpo de Bomberos de Málaga.
Banda CC.TT. del Real Cuerpo de Bomberos de Málaga.

La difusión del estilo de cornetas y tambores se inicia con la Banda de Cornetas y Tambores de la Policía Armada de Sevilla, fundada en el año 1941, gracias a que varios de sus componentes conocieron la actividad realizada por la banda malagueña. La gran innovación a nivel musical de esta formación sevillana se debió a la inclusión de una quinta voz de cornetas afinadas en Do/Sib, para la interpretación de los bajos armónicos, mientras que las demás están afinadas en Do/Reb. Es este el inicio del conocido como “Estilo de la Policía Armada”, que desde los años 50 del siglo XX tendría una difusión bastante profusa. En el 1975 se produjo la desaparición de la Banda de la Policía Armada, si bien su excepcional semilla estaba plenamente implantada en la música cofrade de la capital de Andalucía, y es que varios de sus músicos o discípulos se encargaron de difundir el modelo de la Policía Armada en otras formaciones.

Banda de CC.TT de la Policía Armada de Sevilla.
Banda de CC.TT de la Policía Armada de Sevilla.
 

La Banda de Cornetas y Tambores de la Centuria Romana de la Hermandad de la Macarena, fue fundada en los años 30 del siglo XX, pero toma su actual estilo con Manuel Arellar, músico en la Policía Armada. La formación macarena se distingue por ser la más fiel seguidora del estilo de la Policía Armada, manteniendo intacta incluso su estructura armónico-musical. También destaca la Banda de Cornetas y Tambores Nuestra Señora de la Victoria, popularmente conocida como Las Cigarreras, que se funda en 1979 dentro del estilo de agrupación musical, pero que en el año 1983, gracias a la labor Manuel Pardo, también componente de la Banda de la Policía Armada, cambia su estilo al de Cornetas y Tambores. Será en 1980 cuando se funde de la última gran banda sevillana, la Banda de Cornetas y Tambores Santísimo Cristo de las Tres Caídas en el seno de la Hermandad de la Esperanza de Triana, cuya principal novedad musical fue la inclusión de cornetas Do/Reb brillantes, o sea, afinadas medio tono más altas. A inicios de la última década del siglo XX se produce, con la Banda de Las Cigarreras, la inclusión de las trompetas a la plantilla de la banda de cornetas, otorgando de esta forma más sonoridad a los bajos armónicos. Este hecho supondrá la inclusión en el futuro, de más instrumentos para la realización de los graves, dando así una mayor libertad compositiva a los autores de las marchas procesionales, e iniciando una senda que aún se transita para mayor gloria de la música procesional.

Banda CC.TT. Centuria Romana Macarena.
Banda CC.TT. Centuria Romana Macarena.
 

Compositores tan conocidos como José Julio Vera Cuder, Bienvenido Puelles Oliver, Francisco Javier González Ríos, Manuel Esteban Martín, Francisco Japón, Pedro Manuel Pacheco Palomo, Rafael Vázquez, José Manuel Reina, Israel Jiménez Chozas, entre otros muchos, compondrán marchas tan conocidas como Silencio Blanco, Requiem, Luna de Trina, María, Sobre los pies te lleva Sevilla, Costaleros del Soberano, Santa Cruz, Al Cielo el Rey de Triana, Esperanza Gitana, y un largo etcétera de obras que aumentan cada día, y que acompañan en su caminar a las costaleros que portan Dios y de su Santísima Madre, durante las salidas procesionales que se realizan durante todo el año, engrandeciendo el patrimonio musical cofrade de España, y sobre todo, haciendo con su música una bella forma de oración.

Bienvenido Puelles Oliver junto al Hermano Mayor de los Estudiantes de Oviedo, Ramón de Cangas y el Mayordomo segundo, Elias Rodríguez en el Bar Cofrade de Manué en el Barrio León de Triana.
Bienvenido Puelles Oliver junto al Hermano Mayor de los Estudiantes de Oviedo, Ramón de Cangas y el Mayordomo segundo, Elías Rodríguez en el Bar Cofrade de Manué en el Barrio León de Triana.

“Tertulia Cofrade Novena Trabajadera de Oviedo”